No debería ser yo mismo IV - La cabeza.

Día 2,458, 11:44 Publicado en Spain España por pabs11


Nota Mental: Este artículo es parte de tratamiento psiquiátrico como Mesa del Congreso. Ningún asesino ha resultado herido durante la redacción.

No sé cuánto tiempo ha transcurrido desde entonces, pero aún estamos entrelazados en ese abrazo sin fin, con Stauros aún caida en la habitación…

— Debo irme. — Dices mientras te separas poco a poco.



Don Snake sigue en su despacho, mirando una tablet atentamente… ”Me ha traicionado. “ Piensa mientras ve las imágenes en blanco y negro de la cámara de vigilancia del portal de pabs. En ellas se ve a Mnemósine bajar, completamente impòluta, sin la cabeza de su objetivo.

No podía ser, la mejor asesina que tenía, le había fallado. Todo por un lazo.

— ¡Llamad a tirant!

En unos segundos, un escuálido caballero, con una espada roja en la mano, entra en el despacho.

— Quiero su cabeza.

— Así se hará, mi señor. Yo también la quiero.



Otra vez la misma plaza que cuando luché contigo… Otra vez Stauros debe enfrentarse a alguien… Solo que esta vez conozco muy bien a mi rival…

— Bienvenido tirant. Veo que vuelves a tener cabeza.

Tirant no responde, y lanza la primera estocada con su brillante estoque rojo… Suena como un zumbido cuando pasa a escasos centímetro de mi oreja…

Stauros sale volando de mi espalda a la mano, y se une a mi piel, buscando el menor espacio vacío posible. Y un segundo mas tarde, ambos aceros se besan.

— Espada nueva, por lo que veo. ¿Puede ser láser alrededor del acero?

Tirant sigue sin abrir la boca, y separa su espada para buscar el desequilibrio. Lo encuentra, y pronto el láser ha consumido parte de mi camisa, en el hombro, dejando una horrible quemadura…

Me concentro en Stauros, buscando también su parte mortal… Una fina capa de hielo la recubre de repente.

Vuelvo a atacar, busco el estómago, no quiero volver a quedarme con su cabeza, tal y como hice en la isla… Lo busco, y lo encuentro.

Cierto es que solo es medio centímetro, así a ojo, pero el hielo ha cubierto parte de su tórax… Le duele, pero se esfuerza en seguir mi estela, en seguir mi ritmo…

Al final, después de rechazar mis golpes, le acorralo contra la pared.

— ¿Quién te envia, tirant? Sabes que no tienes secretos para mi, que tu cabeza sigue en mi nevera, que esta es una burda imitación…

— Le llamamos Don Snake… Y vive en…

— Sé donde vive. — Le suelto de golpe, dejándole en el suelo, temblando de frío.

Ya sé donde ir, y donde buscar respuestas… El centro de todo, el centro de este pequeño universo, que es el papel.


pabs11, profeta de la Diosa Nevera, poseedor de Stauros, y dueño de la cabeza de tirant.