Las tres p del ecomunismo.

Day 3,565, 07:29 Published in Cuba Argentina by Fruto crack.



Preámbulo.

A veces en Erepublik aparecen debates de gran interés para aquellos que ven en el juego algo más que su módulo militar, y ese fue el caso cuando el ministro de Hacienda de Cuba del Partido Comunista, publicaba un artículo dando cuenta de su gestión con claros tintes propagandístico, con esta aclaración:

"Quiero usar mi periódico personal, para que nadie diga que se está usando el Boletín Oficial de Cuba para fines partidistas y conste que perfectamente se podría hacer, ya que lo que voy a enunciar a continuación, es un balance económico de los primeros 14 días del Gobierno Comunista de xXxAstarothxXx".


La respuesta de la oposición fue igualmente sesgada, nada nuevo, lo que un bando vendía como un triunfo el contrario lo presentaba como una traición a los productores nacionales y sobre todo como una traición al Comunismo. Este artículo huirá de esa lucha, ya que el debate de interés que nació a la luz de esta polémica radica en si existe la posibilidad de establecer una política económica con marcado signo comunista.


Las tres “p” del ecomunismo.



Si le preguntan a cualquier economista buen conocedor de las reglas del juego y quizás más importante aún defensor de una tradición ingame marcada a fuego por el tópico, la respuesta será que Plato impide con su normativa ingame cualquier acercamiento real al sistema comunista de producción y mercado, “superen las ideologías, aquí solo es posible el capitalismo” se nos decía desde 2008” a todos los jugadores, y ese conocimiento, o mejor dicho ese pseudoconocimiento ha hecho mella incluso en aquellos que dicen ser comunistas.





Desmontemos pues el tópico como muchas otras veces y en otras cuestiones ha intentado este periódico empezando por definir qué sería una economía basada en principios comunistas en Erepublik, y esto se hará a través de 3 variables: planificación, producción y plusvalía.

Es conocido por todos que el juego en la actualidad no permite que el Estado tenga empresas sino es a través de cuentas individuales creadas exprofeso para albergar polvorines o fábricas de pan. Así pues la producción pública es posible a través de este “subterfugio”. ¿Cuales son los problemas que un sistema económico comunista plantea ante el modelo productivo de Erepublik?


En primer lugar los bonos de producción de los que países pequeños carecen haciendo sus economías nacionales tengan menos productividad, y la solución es evidente, externalizar la producción pero con trabajadores de nacionalidad cubana, tan fácil de hacer como publicar ofertas de trabajo en el lugar donde esté afincado el holding y pagar el viaje para aceptar el trabajo al ciudadano cubano que le interese, y ya tienes una empresa que tributa nacionalmente con los bonos de producción máximos. Esto es evidente para fabricas de casas y aviones, en el caso de panes y armas donde solo es rentable la producicón mediante WaM, el gerente tributa un 20% en el país donde tenga la nacionalidad y un 80% en el país donde esté el holding, siendo este es el segundo problema; introduzcamos aquí el concepto de plusvalia.

La plusvalía es la ganancia del empleador, utilizamos la palabra empleador en lugar de empresario porque en este caso el empleador es el Estado y no necesita que su ganancia sea netamente en dinero sino que puede añadir a este cómputo de la ganancia otras variables como el bienestar o servicio social. Expliquemosló:

Supongamos que establecemos un holding público en USA de pan q3 que permite tener 3 trabajadores por cuenta ajena y le queremos pagar a precio de mercado. aproximadamente 260 cc/vez trabajada, evidentemente la operación es ruinosa y habría que invertir diariamente 170 cc diarios/jugador una vez vendido el producto, o mejor pregunta aún hasta cuánto habría que bajar el sueldo de esos trabajadores para que la pérdida desapareciera. En cifras actuales un jugador ganando 100 cc/vez trabajada haría que la empresa q3 no produjera en pérdidas. Evidentemente nadie quiere trabajar por 100 cc. El hecho de tener 3 trabajadores por cuenta ajena es para que el 100% de sus impuestos repercutan en Cuba siendo cubanos los trabajadores.



La solución en una economía comunista pasaría por crear una lista de jugadores a los que le interesa tener reparto público diario de 200 panes es decir 1200 de energía pagandoles 100 cc por su trabajo, con lo que recibirán un sueldo bruto de 234 cc, todavía por debajo del sueldo de mercado que igualamos mediante subvención al trabajo nacional de 46 cc por jugador y dia, generando un coste para el país con 100 jugadores en el plan de 140.000 cc mensuales. Recibiendo el jugador cubano un reparto diario de panes más que suficiente para pegar en aéreas más un salario que sumado a los panes es superior a los salarios de mercado.

¿Cómo valoramos el gasto de esos 140k de cc? Para el capitalismo es una pérdida ya que no valora la función social del eEstado, sin embargo en un sistema ecomunista es inversión en elevar el nivel de vida de los ciudadanos y se hace financiando el 100% de su daño en aéreas.




Una variable de este sistema gastando también 140k de cc de dinero público sería pagar a los trabajadores solo en cc, es decir subvencionar parte de la nómina del trabajador y que ellos mismos compraran los panes en el mercado Cubano a precios tasados por el gobierno ya que sería el mayor productor de la Isla y podría fijar precios de mercado. Evidentemente la primera modalidad es mejor pero muchas veces el trabajador no se da cuenta que los servicios que recibe pueden completar un sueldo aparentemente más bajo haciendo que gane más.


Este ejemplo con una mercadería en negativo como es la producción de panes arroja valores mucho más atractivos en términos económicos para empresas de casas terminadas y su raw.

Volvamos de nuevo al cifra de 100 trabajadores, que esta vez destinamos a la producción de raw de casas también en EEUU, mismo salario de mercado, y un precio de venta del producto a 0,52 cc con una producción de 500 de raw por trabajador genera un salario de 260 cc. y unos impuestos para Cuba de 15600 cc/mes a través del impuesto del trabajo. Aquí el trabajador ya percibe sin aportación o subvención estatal un salario competitivo y se pueden destinar partidas de dinero estatal al reparto de energía para los adscritos al plan, subvencionando así el 100% de daño de jugadores no visa con pocos recursos.



Aquí entramos en la 3º “p” de un sistema comunista erepublicano, la “p” de planificación. Como hemos visto por los datos aportados la generación de empleo público debería empezar por las producciones más competitivas que generan menos gasto social, además para maximizar inversiones los holdings deberán ser mixtos, empresas de casas, armas y panes en el mismo holding para tener la capacidad de mover los trabajadores a una u otra producción según las necesidades y rentabilidades del mercado.


Es claro también el hecho de que un sistema como este difícilmente contaría en un principio con 100 jugadores que quisieran adherirse, así pues las inversiones iniciales serían mucho menores y debiendo corresponderse con los peticionarios de empleo público.




Conclusión:

Con una economía planificada ampliando el concepto de beneficio no solo al incremento en cc de nuestra cuenta estatal, sino a los servicios prestados a la ciudadanía que redunden en el bien del país, como elevar la experiencia en aéreas genera además valores agregados positivos como una mayor recaudación por medallas, un aumento del poder adquisitivo de sus jugadores que pueden ahorrar para subir campos de entrenamiento al no tener que preocuparse por su manutención, y un mejor posicionamiento en el ranking de daño del país, un país sin bonos, cuyos jugadores no tuvieran una capacidad de gasto relevante, podría en un tiempo razonable entrar en los beneficios de las economías de escala. Mientras más trabajadores se sumaran al plan estatal de empleo público más rentable resultaría la adquisición del tycoom pack, también resultaría más fácil al gobierno Cubano intervenir en el mercado interior con precios controlados ya que la máxima oferta de cada producto estaría en manos estatales, además como no siempre el jugador medio, que quiere autosustentarse decide de la mejor forma para sus intereses económicos, la oferta privada seguiría existiendo aunque nunca podría competir con la oferta estatal.